Seguridad y riesgos de la soldadura

Por qué la seguridad en la soldadura es importante y cómo evitar los peligros más comunes de la soldadura

Utilice siempre equipo de protección aprobado

La soldadura por arco, como cualquier ocupación industrial, presenta muchos peligros. Sin embargo, la soldadura es un procedimiento seguro, siempre que se realice y se respete una evaluación de riesgos correcta y se utilice equipo de protección. Utilice siempre equipo de seguridad de soldadura aprobado.

Radiación de luz brillante/ultravioleta en soldadura

Un arco es el símbolo más conocido de la soldadura, pero detrás de la belleza de la luz y las chispas también se esconde el peligro. Mirar al arco con los ojos desprotegidos puede dañar su vista de forma permanente e incluso una exposición corta puede hacer que la superficie del ojo se queme, provocando el llamado “ojo de arco“ o “quemadura ocular“. La radiación ultravioleta e infrarroja y los elementos visibles, como las salpicaduras calientes, pueden dañar los ojos y quemar la piel desprotegida.

Protección ocular en soldadura

Los ojos del soldador requieren una protección eficiente y homologada en forma de máscara de soldadura y filtro de lente de soldadura aprobados. Las lentes Kemppi ADF  (filtro de oscurecimiento automático) y las lentes pasivas (lentes de soldadura de vidrio coloreado aprobadas) para máscaras protectoras de soldar tienen una protección del 100 % contra la radiación ultravioleta.

Las máscaras de soldar o los protectores faciales se usan durante períodos de tiempo prolongados. Sus opciones de clase de protección, peso y equilibrio varían considerablemente y, por lo tanto, es importante seleccionar el modelo y el nivel de protección adecuados a su aplicación y circunstancias personales. Las máscaras de soldadura o los protectores faciales con lentes de soldadura de oscurecimiento automático facilitan y aceleran el trabajo del soldador durante todo el proceso de soldadura.

Protección de los pulmones en la soldadura

Una opción es una máscara o protector facial de soldadura equipados con sello facial. Ofrecen un sistema de ventilación de aire de respiración limpio adecuado para proteger al soldador de la exposición diaria a humos y gases tóxicos peligrosos que se consideran carcinógenos y productos químicos causantes de cáncer. Estos sistemas de ventilación se denominan respiradores de soldador y sistemas PAPR. Un sistema de respirador completo consta de una unidad de filtro, un juego de mangueras y un cabezal. Los sistemas de respirador de soldador se clasifican oficialmente por los niveles de protección que ofrecen al usuario, es decir, el nivel al que excluyen el aire contaminado que se encuentra en el entorno de soldadura. Esta clasificación no es simplemente la eficiencia de filtrado de un sistema de filtrado. Es la clasificación de fuga combinada total medida del sistema de respirador y se denomina clasificación de rendimiento de fuga total de entrada (TIL).

La gama de productos Gamma GTH3 de Kemppi proporciona un nivel máximo de protección TIL de fugas hacia el interior con una eficiencia del 99,8 %.

Examinar los equipos de seguridad para soldadura de Kemppi

Las máscaras de soldadura con lentes de soldadura de oscurecimiento automático facilitan y aceleran el trabajo del soldador durante todo el proceso de soldadura.

Humos y gases tóxicos de soldadura

Normalmente respiramos 4000 litros de aire durante cada turno de 8 horas. Al mismo tiempo, un solo soldador puede producir hasta 40 gramos por hora de humos y partículas transportados por el aire. Este humo de soldadura se compone de gases y pequeñas partículas y puede contener más de 40 sustancias diferentes que provienen del propio material procesado, de los metales de aportación o de superficies como pinturas y recubrimientos. El humo de soldadura, en general, es peligroso para la salud humana y, si no está protegido, las partículas diminutas del humo pueden penetrar profundamente en la estructura pulmonar.

Además, la exposición a la contaminación del aire y a los carcinógenos durante períodos prolongados puede provocar problemas de salud a largo plazo, incluidos el cáncer y las enfermedades respiratorias. Las enfermedades laborales pulmonares se pueden prevenir mediante el uso de protección respiratoria de soldadura adecuada.

Si se siguen las precauciones de seguridad adecuadas, se puede controlar la exposición a humos y gases:

  • Asegúrese de que el área de soldadura esté adecuadamente ventilada para expulsar los humos y gases de la zona de respiración y del área general.
  • Los soldadores siempre deben usar un respirador de soldador aprobado.

Trabajar en un espacio reducido

Hay situaciones en las que se requiere que un soldador trabaje en un espacio confinado como tanques, tuberías y fosas. Los gases inertes y algunas reacciones químicas comunes pueden reducir o incluso reemplazar al oxígeno en estos espacios. Considere siempre si el trabajo se puede realizar sin entrar en un espacio confinado. La evaluación de riesgos debe realizarse antes de trabajar en espacios confinados donde el nivel de oxígeno de la atmósfera podría caer por debajo del 17 %.

En caso de que necesite entrar en un espacio confinado:

  • Use un respirador de soldadura homologado o una máscara de humo de soldadura.
  • Asegúrese de conocer el plan de rescate de emergencia.
  • No utilice suministros de oxígeno, ya que existe un riesgo de incendio muy grave.
  • Recuerde que la mayoría de los gases de soldadura, incluidos todos los gases inertes, no tienen olor y pueden desplazar el aire respirable.
  • Asegúrese de que las mangueras y los conectores de gas de protección estén bien sellados.
  • Nunca trabaje solo.

 

Calor, fuego y quemaduras

Tener materiales inflamables en la zona de trabajo es el motivo más común de incendio. Mantener el área de trabajo limpia de cualquier material inflamable como madera o telas ayuda a prevenir el riesgo de incendio. Recuerde que el calor y las chispas pueden viajar una distancia considerable.

Asegúrese siempre de conocer el plan de emergencias y la ubicación de los extintores en caso de incendio. Los extintores de incendios deben estar cerca del área de soldadura. En caso de que no sea posible mantener el área completamente limpia, se debe mantener una vigilancia contra incendios durante y al menos 60 minutos después del proceso de soldadura para realizar un seguimiento de las chispas. El área de soldadura también puede estar separada del entorno por una manta o chapa resistente al fuego.

Aunque no son graves, unas lesiones muy habituales en los soldadores son quemaduras debidas a salpicaduras. También se les llama “tatuaje de arco“. Si el área del cuello del soldador no está debidamente protegida, está sujeta a la radiación ultravioleta que causa una quemadura llamada “cuello de soldador“. La exposición a largo plazo puede causar daños más permanentes. Proteja siempre las áreas expuestas de la piel con ropa adecuada.

Las lesiones se pueden prevenir mediante el uso de Equipo de Protección Personal (EPP) aprobado y cubriendo el cuerpo completamente durante la soldadura. Unos guantes gruesos y ropa ignífuga de manga larga son parte del equipo básico de cualquier soldador.

Descarga eléctrica

La descarga eléctrica es un riesgo inmediato y grave para el soldador y puede causar lesiones graves e incluso la muerte. Hay formas de reducir el riesgo de electrocución al soldar:

  • Asegúrese siempre de que el equipo sea inspeccionado y esté funcionando adecuadamente. No se deben utilizar piezas dañadas.
  • Utilice únicamente equipos con los que esté familiarizado y que sepa utilizar. Si no está seguro, no trabaje con el equipo.
  • La reparación y el mantenimiento del equipo deben ser realizados únicamente por talleres de reparación autorizados.
  • Utilice solo guantes de soldar limpios y secos. No toque las partes metálicas de un portaelectrodos con la piel o la ropa mojada.
  • Use ropa que cubra todo el cuerpo.
  • Utilice una plataforma seca, como un tapete o un palé de madera, para no estar en contacto con superficies húmedas o conductoras.

 

Peligros físicos

La ergonomía gana terreno, también en la soldadura. Los resbalones, tropiezos y caídas representan una gran proporción de los accidentes notificados. Por otro lado, los peligros físicos que provocan, por ejemplo, el aplastamiento de los dedos de las manos y los pies son un riesgo en la soldadura. Un Equipo de Protección Personal (EPP) apropiado ofrece protección contra peligros físicos. Las orejeras y los tapones para los oídos protegen contra el ruido. Los cascos protegen la cabeza en caso de caídas u objetos afilados.

Mantener el ambiente de trabajo limpio y despejado de obstáculos y peligros facilita el trabajo del equipo de soldadura. El equipo de soldadura debe elegirse en función de las necesidades creadas por la aplicación de trabajo y el área de trabajo. La fácil movilidad del equipo es un criterio importante y puede resultar en un trabajo más rápido, seguro y eficiente.

 

Peligros presentes en los procesos de soldadura según SFS-EN ISO 4063 

Descubra los procesos de soldadura

Soldadura MIG/MAG

Soldadura MIG/MAG

La soldadura MIG/MAG es un proceso de soldadura en el que el alambre de relleno se aporta a una velocidad establecida a través de una pistola de soldadura a un baño de fusión protegido mediante gas de protección.

Soldadura TIG

Soldadura TIG

La soldadura TIG es un proceso de soldadura manual que implica introducir el alambre de relleno a mano en el baño de fusión protegido mediante gas de protección.

Soldadura de varilla

Soldadura de varilla

La soldadura de varilla, también conocida como soldadura manual de metal por arco (soldadura MMA) o soldadura por arco metálico protegido (SMAW) es un proceso de soldadura por arco manual en el que se golpea un arco eléctrico entre un electrodo metálico y la pieza de trabajo.

Soldadura robótica

Soldadura robótica

La soldadura robótica o la soldadura automatizada automatiza el proceso de soldadura. La soldadura robótica se puede utilizar en varios procesos de soldadura, por ejemplo, en la soldadura MIG y TIG.

Otros métodos de soldadura

Otros métodos de soldadura

Hay otros procesos de soldadura menos comunes, como la broncesoldadura MIG y láser, sumergida, por plasma, por puntos, por fricción y por explosión.

El precursor de la soldadura por arco

Kemppi es el líder en diseño de la industria de la soldadura por arco. Nos comprometemos a impulsar la calidad y la productividad de la soldadura mediante el desarrollo continuo del arco de soldadura. Kemppi suministra productos avanzados, soluciones digitales y servicios para profesionales, desde empresas de soldadura industriales hasta contratistas individuales. La facilidad de uso y la fiabilidad de nuestros productos son nuestros principios rectores. Trabajamos con una red de socios altamente cualificados que abarca más de 70 países para que nuestra experiencia esté presente a escala local. Con sede en Lahti (Finlandia), Kemppi cuenta casi 800 profesionales en 17 países y tiene unos ingresos de 140 millones de euros.

Kemppi – Designed for welders

Cerrar

Características técnicas